Deporte en el trabajo

Escrito el 07/04/2021
Nacho

Hasta hace relativamente poco tiempo, el deporte y el trabajo eran dos conceptos desligados. Quienes hacían actividad física la hacían en su tiempo libre. Sin embargo, durante la última década hemos comprobado que, cada vez más, las empresas comienzan a fomentar la práctica de deporte en el ámbito laboral. Existen una buena cantidad de razones para ello. En este artículo hablaremos de algunas de las más importantes por las cuales sería muy beneficioso para empresas y trabajadores realizar más deporte en el trabajo.

Deporte en las empresas

Antes de nada, necesitamos entender verdaderamente a qué nos referimos cuando hablamos de deporte en las empresas. Específicamente, el concepto refiere al conjunto de prácticas provenientes de la empresa, los empresarios o los directivos de la misma para favorecer de manera directa o indirecta la actividad física en el entorno laboral. Existen muchas maneras de hacerlo. Desde creación de instalaciones hasta contratación de entrenadores personales, y pasando por muchas otras más. ¿Pero qué beneficios tiene?

El más importante de todo tiene que ver con la disminución del estrés. La empresa contemporánea, como el resto de aspectos de la vida contemporánea, suele ser muy estresante. De hecho, los niveles de estrés que se reportan en la actualidad son los más elevados de la historia moderna. Y, por supuesto, el estrés afecta tanto a la vida profesional y personal del trabajador como a la empresa, dado que condiciona el rendimiento. Con el deporte en el trabajo pueden reducirse los niveles de estrés y beneficiar a toda la organización.

Deporte empresarial

Pero que la reducción del estrés sea sumamente importante no significa que sea la única ventaja que nos da el deporte empresarial. Porque otra muy favorecedora para la empresa consiste en la mejora de relaciones interpersonales entre los trabajadores. Especialmente cuando se fomentan los deportes o actividades para grupos. Estas prácticas favorecen la comunicación, la empatía y la resolución de conflictos. En deftiniva, una mejor atmósfera laboral posterior. Por eso tantas empresas optan por actividades grupales.

Después de todo, y además de favorecer la comunicación, los deportes de equipo también permiten, como el propio nombre indica, hacer equipo. Y esto es diferencial en el seno de una organización estructurada. Al fin y al cabo, y según las investigaciones, los trabajadores se comprometen mucho más con sus funciones en los casos en que se sienten parte de un equipo. Al ser humano le gusta formar parte de cosas más grandes. Y en eso el deporte en el ámbito laboral tiene mucho que decir.

Deporte en el ámbito laboral

Desde el punto de vista de los trabajadores hay muchas más ventajas. Poder realizar ejercicio fisico desde el trabajo permite un ahorro considerable de tiempo. Eso, a su vez, lleva a muchas personas que normalmente no harían deporte a practicarlo más a menudo. ¿Las consecuencias? Una mejor salud y en muchas ocasiones una mejor presencia física gracias a un peso más saludable. En ese sentido el deporte en el ámbito laboral favorece la autoestima de las personas. Y personas con autoestima son personas más capaces.

Además, y en lo que respecta a las empresas, disponer de trabajadores con una mejor presencia y más sanos es muy beneficioso. Lo primero de cara a los clientes. Lo segundo de cara a las enfermedades. Y es que tanto el sobrepeso como la obesidad constituyen factores de riesgo para muchas enfermedades. Por último, debe destacarse que, en el caso del deporte en el trabajo mediante equipos deportivos interempresariales, toda marca ganará asimismo visibilidad. Y eso también es trascendental para los negocios.

La entrada Deporte en el trabajo se publicó primero en Fundal.